Volcanes - Instituto Geofísico - EPN

Volcanes (196)

Los volcanes activos son observados a través de diversas tecnologías.

Miércoles, 09 Marzo 2016 17:58

Informe Especial Volcán Sangay N°1 - 2016

Incremento de actividad eruptiva

El volcán Sangay, ubicado en el flanco suroriental de la Cordillera Real, es uno de los centros eruptivos más activos del Ecuador registrando una constante actividad desde 1628 (Hall, 1977). El Instituto Geofísico mantiene un monitoreo sísmico permanente en el volcán, con el fin de identificar los periodos de mayor actividad que se presentan en el Sangay. En períodos anteriores, mediante sobrevuelos se ha constatado que durante las fases eruptivas es común un tipo de actividad estromboliana, caracterizada por la emisión de flujos de lava, flujos piroclásticos, domos de lava y columnas de gas y ceniza (que generalmente no llegan a afectar zonas pobladas).

El último periodo de actividad registrada en el Sangay empezó en enero de 2015, la misma que se prolongó hasta mediados de abril de 2015. Durante este periodo ocurrieron dos flujos de lava pequeños que alcanzaron pocos cientos de metros bajo el nivel del cráter central; además, se registraron columnas eruptivas con una carga moderada de ceniza, que no llegó a zonas habitadas.

Posteriormente a este episodio eruptivo, la actividad interna y superficial del volcán bajó a su nivel de base hasta el 5 de marzo de 2016 cuando se comenzó a registrar esporádicos eventos sísmicos, como se observa en la figura 1.

Informe Especial Sangay N. 1 - 2016

Fig. 1. Registro de sismicidad de la  Estación SAGA desde el 4 de marzo 2016.

Sin embargo, es a partir de los días 8 y 9 del presente que esta sismicidad se hace mucho más importante, con la presencia de eventos de largo período (31 el 9 de marzo), algunos sismos volcano tectónicos y señales de explosiones pequeñas (11 desde el 7 de marzo), así como pequeños episodios de tremor, como se muestra en la estadística de la figura 2.

Informe Especial Sangay N. 1 - 2016

Fig. 2. Número de eventos diarios.

La figura 3 muestra una señal sísmica del día de hoy a las 15h35 (10h35 tiempo local) en la que se aprecia una explosión seguida por un tremor armónico con una frecuencia de 1 Hz (figura 3).

Informe Especial Sangay N. 1 - 2016

Fig. 3 Registro sísmico de la estación SAGA con una señal de explosión y un tremor armónico.

Por otro lado, las imágenes satelitales provenientes de la NOAA, muestran una anomalía térmica el día de hoy, con una emisión registrada a las 02h05TL, con dirección al Sur, figura 4.

Informe Especial Sangay N. 1 - 2016

Fig. 4. Observar emisión reportada por los satélites el día de hoy. Fuente: Volcanic Cloud Monitoring — NOAA/CIMSS.

Con esta nueva anomalía se requiere mantener un monitoreo constante, en especial por la presencia de columnas de emisión que pueden por un lado llegar a zonas pobladas, dependiendo de la dirección del viento y por otro pueden perturbar la circulación aérea.

Es importante indicar que no es conveniente ascender al volcán mientras dure esta anomalía.

GV,VV,AA,MR
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Técnicos del OVT-IGEPN realizaron un recorrido el día 06 de marzo del 2016 hacia el sector occidental del volcán Tungurahua, hacia las comunidades de Choglontus y Manzano.

Afectación por caída de ceniza en las comunidades ubicadas al occidente del volcán Tungurahua

Figura 1. Emisión de ceniza continua con carga moderada de ceniza (05/03/2016, 18h46TL – OVT-IGEPN).

Gracias a la red de monitoreo contínuo de caídas de ceniza, se registró una acumulación de ceniza de cerca de 7700 g/m2 en el sector de Choglontus desde el 26 de febrero del 2016.

Afectación por caída de ceniza en las comunidades ubicadas al occidente del volcán Tungurahua

Figura 2. Cultivos en la zona de Manzano y Choglontus al occidente del volcán Tungurahua, donde se puede observar la afectación por la caída de ceniza (Fotos: P. Espín Bedón OVT-IGEPN).

Durante el recorrido se pudo evidenciar la gran afectación a la agricultura debido a la ceniza, en especial en los cultivos de maíz. Adicionalmente las caídas de ceniza incentivaron a la reubicación del ganado.

PE/MAl/ET/EG/BB
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Posterior a ocurrir dos sismos, registro de horas de tremor alto

La actividad interna en el volcán se mantiene en niveles moderados con intensificaciones momentáneas, no se han presentado eventos de tipo VT durante los últimos días, los LP’s han aumentado ligeramente, mientras que las explosiones y el tremor de emisión se mantienen casi constantes en estos 3 días (Figura 1).

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 1. Conteo de eventos tipo VT, LP, Explosiones y Tremor de emisión del volcán Tungurahua desde el 01 de Febrero 2016 al día de hoy.

 

Continúan observándose en las noches incandescencia en el cráter con descenso de bloques (Figura 2), éstos han alcanzado los 1500 metros bajo el cráter.

Las explosiones están caracterizadas por bramidos, cañonazos, vibración del suelo y ventanas. Las emisiones con carga moderada a alta de ceniza han alcanzado una altura máxima de 5000 metros sobre el nivel del cráter el día de hoy.

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 2. Expulsión de bloques incandescentes hasta 500 metros bajo la cumbre durante la tarde-noche del 2 de marzo 2016. Foto tomada desde el OVT por E. Gaunt.

 

Esta mañana hemos registrado 2 explosiones importantes a las 04h01 (TL) y 04h40 (TL) (Figura 3), seguidas por dos episodios de tremor de emisión. El primero desde las 05h30 - 07h30 y el segundo desde las 08h30 hasta las 14h30 aproximadamente (Figura 4).

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 3. Localización y sismograma de las explosiones de esta madrugada a las 04h01 (TL) y 04h40 (TL). Estas se localizaron a 2 y 3 Km bajo la cumbre respectivamente.

 

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 4. Sismograma de la estación BMAS. Se observan las 2 explosiones de las 04h01 y 04h40 y los episodios de tremor.

 

A las 10h20 (TL) se produjo el descenso de flujos piroclásticos por las quebradas Romero y Achupashal (Figura 5); el más extenso alcanzó 1.5 Km bajo la cumbre sobre la quebrada Romero, éste flujo se produjo porque una emisión de tamaño moderado de 3.3 km de altura hizo que descienda el material que se había acumulado en el cráter y sus bordes.

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 5. Descenso del flujo piroclástico, quebrada Achupashal.

 

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 6. Imagen térmica tomada desde OVT, donde se observa el alcance de los flujos piroclásticos de esta mañana.

 

Los niveles de la amplitud del tremor medidos por el RSAM mostraron durante el día de hoy un ascenso en sus valores (Figura 7), alcanzando similares niveles de energía liberada que durante el 26 de Febrero cuando empezó su reactivación.

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 7. Arriba: Rsam de la estación RETU. Se observa que el día de hoy alcanzó valores similares que los del 26 de Febrero 2016. Abajo: Rsam de la estación ARA2 con datos desde el 25 de Febrero 2016 hasta el momento.

 

Los datos de tres estaciones inclinométricas muestran un ascenso en el eje tangencial durante los últimos 3-4 días (Figura 8), esto significa que posiblemente hay un incremento de la presión desde el flanco SW del volcán.   

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Fig. 8. Deformación en la estación RETU. Se observa un ascenso en la tendencia del eje tangencial.

 

Las componentes verticales de las estaciones GPS de RETU, MAZO y VZCY muestran un movimiento vertical hacia arriba, asociado con una inflación por el ascenso de material en el edificio del volcán (Figura 9),  este cambio de tendencia se lo ve muy fuertemente en la estación de Mazón (flanco SW del volcán) desde el inicio del 28 de Febrero.  Las estaciones de BILB y CHON no muestran un cambio en esta componente.   

Informe Especial Tungurahua N. 5 - 2016

Figura 9. Datos de GPS que muestran una inflación durante los últimos días.

 

Interpretación:
Hasta el día de hoy los niveles de energía generados por el volcán han sido decrecientes.  Las dos explosiones de 4h01 y 04h40 tuvo el efecto de destapar un tapón interno y liberar la energía que había acumulado, como se ve en la Figura 7, con el incremento muy notable en los valores de la amplitud sísmica (RSAM), cuando después de 8 días de actividad lo normal sería tener menores niveles de energía y menos explosiones.  Por otro lado, se observa una inflación de casi 3 cm en el componente vertical de un GPS (MAZO) en el flanco SW.  Igualmente se observan en tres inclinómetros de los flancos NW una tendencia inflacionaria en los ejes tangencial.  Estos patrones, igual como el incremento del componente vertical de la estación Mazon, sugiere que hay una intrusión de magma nuevo.  Esto podría explicar el repunte de actividad que hemos registrado el día de hoy, además esto podría provocar una intensificación aún más de la actividad en términos de energía liberada. Mientras no se observen cambios más significativos, los escenarios para las próximas semanas siguen siendo los detallados a continuación:

  • Escenario 1, más probable. La actividad en el volcán continúa con explosiones, emisiones y caídas de ceniza, que en algunos momentos podrían ser más intensas, como ahora. Adicionalmente se pueden presentar flujos piroclásticos pequeños, con un alcance limitado hasta la parte media de los flancos del volcán, similares a los ocurridos el día de ayer. Estos eventos pueden presentarse durante las próximas 2 a 3 semanas.
  • Escenario 2, menos probable. Que ocurra una migración de nuevo magma hacia la superficie con un volumen importante y que provoque una erupción paroxística similar a agosto 2006.
    En el caso de que ocurran cambios significativos en los parámetros de monitoreo, el Instituto Geofísico actualizará los escenarios que se han propuesto.

El personal del Instituto Geofísico se mantiene trabajando las 24 horas al día tanto en el Observatorio Vulcanológico del Tungurahua (OVT) y en el Centro TERRAS (Centro de procesamiento, información y alerta temprana volcánica y sísmica).


GP, PM, PJ, BB, MR, AA
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional