Volcanes - Instituto Geofísico - EPN

Volcanes (230)

Los volcanes activos son observados a través de diversas tecnologías.

NUEVA ERUPCIÓN DEL VOLCÁN FERNANDINA – GALÁPAGOS

Después de 8 años de calma a nivel superficial, el volcán Fernandina empezó una nueva fase eruptiva el 4 de septiembre de 2017, aproximadamente a las 12h25 (hora de Galápagos), tal como se observa en fotografías tomadas desde las cercanías del volcán y enviadas por personal del Parque Galápagos (Fig. 1).

Informe Especial Fernandina N. 1 - 2017

Figura 1: Columna eruptiva del volcán Fernandina del 4 de septiembre 2017 (Fuente: Parque Nacional Galápagos).

Nueva erupción, intensidad baja

Resumen
El volcán Sangay, ubicado en la provincia de Morona Santiago a 40 km al NW de la ciudad de Macas, presenta una nueva fase eruptiva desde el 20 de julio del 2017 luego de 8 meses sin mayor actividad superficial. La actividad superficial reciente está caracterizada por emisiones de ceniza poco energéticas (hasta 3 km snc), por el rodar de rocas incandescentes, principalmente por el flanco ESE, y por la posible presencia de un nuevo flujo de lava en este mismo flanco. Esta actividad de baja intensidad es típica del volcán Sangay y no representa una amenaza fuera del cono volcánico. En base a la dirección y velocidad del viento, las emisiones de ceniza podrían provocar pequeñas caídas de ceniza al occidente del volcán, en áreas que son deshabitadas y eventualmente atravesar algunas de las rutas aéreas del país.

Informe Especial Sangay N. 1 - 2017

Figura 1. Emisión de ceniza en el Sangay, ~400 m sobre el nivel del cráter dirigida hacia el Sur-Occidente (fuente: ECU-911, 02/08/2017).


Flujo de lava

En el Informe Especial No. 1 del 23 de Junio para el volcán Reventador se reportó un cambio en la actividad sísmica y explosiva del volcán. El tremor registrado los días 22, 23 y 24 de junio estuvo asociado a una nueva emisión de lava con una tasa de efusión elevada. Es así que, probablemente, las columnas de ceniza y gases, al igual que las corrientes de densidad piroclástica (flujos piroclásticos) que se observaron a media altura del edificio resultaban de los colapsos del frente del flujo de lava durante su rápido avance. Estas columnas y las corrientes de densidad piroclásticas no estuvieron asociadas a explosiones puntuales.

El flujo de lava se originó en el cráter del volcán y descendió hasta el 1 de Julio. Alcanzó una longitud mayor a 2 km con un ancho al tope de 60 m y hacia el frente de 300 m (Figura 1).

Informe Especial Reventador N. 2 - 2017

Figura 1.-  Imagen del flujo de lava del 23 de Junio - 1 de Julio, tomada el 21 de Julio durante un sobrevuelo de observación. Foto: Marco Almeida.