Volcanes - Instituto Geofísico - EPN

Volcanes (196)

Los volcanes activos son observados a través de diversas tecnologías.

Actividad  registrada en la zona de los volcanes Chiles – Cerro Negro, Provincia del Carchi

 
En las últimas horas la red de monitoreo instrumental de los volcanes Chiles y Cerro Negro a cargo del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional y del Observatorio Vulcanológico y Sismológico del Servicio Geológico Colombiano, ha detectado algunos cambios en la actividad volcánica caracterizados por:

  • La presencia de episodios de tremor de pequeña amplitud que aparecieron esporádicamente en algunas estaciones cercanas al complejo volcánico Chiles – Cerro Negro.   Las características de estas señales sugieren que éstas podrían estar asociadas al movimiento de fluidos en el interior del edificio volcánico.  En el caso de los volcanes Chiles y Cerro Negro, dichos fluidos podrían ser gases, agua hidrotermal o magma. Por el momento no se puede distinguir qué tipo de fluido estaría generando las señales de tremor registradas.

 
Figura 1.  Señales sísmicas (izquierda) y sus correspondientes espectros detectados el 21 de noviembre a las 11h16(TL). Se observa el tremor en las estaciones CHL1, ECEN, ICHI y CERN, en cuyos espectros aparece un pico a los 4 Hz.

 

  • Se continúa registrando un número muy alto de sismos, entre 3.700 y 4.500 sismos al día, en el enjambre a unos 4 km al sur de los volcanes Chiles y Cerro Negro.  Sin embargo se debe señalar que se observa una disminución de la energía sísmica liberada, ya que desde el 15 de noviembre no se tienen reportes de sismos sentidos en la zona.
  • El Instituto Geofísico ha reforzado en los últimos días el monitoreo con la instalación de nuevas estaciones sísmicas en la zona de El Angel y Chilma Bajo, esta última además con un sensor de infrasonido; una cámara de video a unos 4 km al OSO del volcán Cerro Negro, y un segundo receptor de GPS de doble frecuencia en la estación CHL1.

Bajo estas condiciones se recomienda mantener las acciones de preparación y prevención ante la posible ocurrencia de una reactivación volcánica.

El IGEPN y el OVSP-SGC continúan trabajando conjuntamente en el monitoreo permanente, así como en el análisis de esta actividad, de sus amenazas volcánicas correspondientes y socializando esta información de manera permanente ante las autoridades y comunidades de la región.


MR, DA, BB, MS/DG
IG-EPN/ OVSP-SGC

Durante los últimos días, en la cámara térmica fija de El Copete, se ha podido observar una anomalía térmica persistente en el flanco NW del volcán Reventador, por lo que se sospechaba que un posible flujo de lava podría estar descendiendo por ese flanco (Fig. 1 y Fig. 2).

 

Figura 1: Imagen térmica obtenida por la cámara infrarroja instalada en El Copete, el 19 de noviembre; el círculo muestra la ubicación de la anomalía termal observada, en el flanco NW del cono activo.


Figura 2: Fotografía digital obtenida por la cámara de video instalada en El Copete, aproximadamente a la misma hora y día de la figura 1, el círculo muestra la ubicación de una columna de vapor en el flanco NW del cono activo, posiblemente asociada con el descenso de un flujo de lava.

 

Por otro lado, desde el 25 de octubre del presente el sistema MIROVA, ha detectado la presencia de un total de 9 anomalías termales hasta la presente fecha en el volcán Reventador (Fig. 3); 6 de esas anomalías son de intensidad moderada (hasta 100 MW) y las restantes 3 son de intensidad baja (hasta 10 MW); se estima que estas anomalías están asociadas con el descenso de flujos de lava, tal como se ha podido observar en ocasiones anteriores.


Figura 3: Detecciones de anomalías térmicas durante el último mes (arriba) y año (abajo) en el volcán Reventador (Fuente: MIROVA)


El día 10 de noviembre pasado, se efectuó un sobrevuelo para monitoreo termal y visual sobre el volcán Reventador, a pesar de la extensa nubosidad presente, se obtuvieron imágenes térmicas que luego de su análisis mostraron claramente la presencia de un reciente flujo de lava que descendía por el flanco NW del cono (Fig. 4).

   
Figura 4: A la izquierda, imagen termal del flujo de lava que desciende el flanco NW del Reventador. A la derecha se observa un detalle de la parte superior de dicho flujo de lava.

De las observaciones térmicas y visuales se desprende que el nuevo flujo de lava desciende por el flanco NW del cono, extendiéndose por no más de 1000 m y llegando cerca de la base de la pared nor-occidental de la caldera. La máxima temperatura medida (TMA) es de 364.8° C, cerca del frente inferior de la lava.

De lo observado en las imágenes infrarrojas, parecería que este flujo de lava se origina en la base NW del domo de lavas y no en su cráter y que por lo menos hasta el 10 de noviembre (fecha del vuelo) aún continuaba su movimiento de descenso por el flanco. Desafortunadamente la nubosidad presente durante el vuelo no permitió hacer mejores fotografías y observaciones.


PR-FN-SV
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Actividad  registrada en la zona de los volcanes Chiles – Cerro Negro, Provincia del Carchi

Durante la última semana, se mantiene la ocurrencia significativa de sismos asociados con procesos de fracturamiento de material cortical, localizados en la frontera Colombo-Ecuatoriana, hacia el suroccidente del volcán Chiles.  Desde el 29 de septiembre se han contabilizado cerca de 206.000 sismos, y en la última semana se han presentado cerca de 35.000 eventos, de los cuales 4 fueron reportados como sentidos por los habitantes de los Resguardos Indígenas de Chiles, Mayasquer, Panán y Cumbal.  Los epicentros de los sismos se localizan en su mayoría a distancias hasta de 4.0 km hacia el sur y suroccidente del volcán Chiles, con profundidades entre 2 y 9 km, respecto a la cima volcánica (4.700 msnm); sin embargo, se registraron algunos eventos a 6.0 km al sureste de este volcán, a profundidades entre 8 y 10 km.  Las magnitudes locales (ML) no superaron 3.5 en la escala de Richter.

Los sensores de inclinometría electrónica muestran una tendencia estable en sus componentes.

Se mantiene el escenario de una posible intrusión magmática que aún no se manifiesta en superficie.  Bajo las actuales condiciones de actividad o suscitarse un cambio intempestivo de las mismas, se podría presentar una inestabilidad del sistema volcánico.  Por tanto, se recomienda a la comunidad tener precaución y permanecer atenta a las fuentes oficiales de información.

El SGC-OVSP y el IGEPN continúan trabajando conjuntamente en el monitoreo permanente, así como en el análisis de esta actividad, de sus amenazas volcánicas correspondientes y socializando esta información de manera permanente ante las autoridades y comunidades de la región.

Seguimos atentos a la evolución del fenómeno y se informará sobre los cambios que puedan detectarse.

DG/MS
OVSP-SGC/IG-EPN