Lunes, 07 Marzo 2022 10:31

Docentes del IGEPN lideran viaje de observación y aprendizaje para estudiantes de la EPN al río Coca para conocer el impacto de la erosión regresiva

Los días 25 y 26 de febrero de 2022 docentes del Instituto Geofísico y 20 estudiantes de la EPN de la Facultad de Geología, Minas y Petróleos inscritos en la materia de Riesgos Geológicos, dictada por la Msc. Patricia Mothes y la materia de Fenómenos de Remoción en Masa, dictada por la Dra. Silvia Vallejo y la Ing. Alexandra Orozco, efectuaron una gira de observación a lo largo de la vía Quito-Lago Agrio hasta el sector de Piedra Fina en la provincia de Napo, para realizar observaciones de aspectos geológicos a lo largo de la ruta, pero especialmente de la erosión regresiva del río Coca, poder entender la complejidad del fenómeno y poder aportar con criterios que permitan mantener funcionando en la zona la infraestructura vial y petrolera. Los ex-colaboradores del IGEPN, MSc. Patricio Ramón y el Dr. Minard L. Hall, también acompañaron al grupo y aportaron con sus conocimientos.

La gira inició en Cumbayá, donde se constató la ruta del tránsito de lahares del volcán Cotopaxi en el cauce del río San Pedro, luego se observaron capas estratigráficas en el cañón del río Chiche y posteriormente se remontó la Cordillera Real donde igualmente se efectuaron observaciones de la estructura volcánica Chacana (Fotos 1 a-c y 2 a-c).

Docentes del IGEPN lideran viaje de observación y aprendizaje para estudiantes de la EPN al rio Coca para conocer el impacto de la erosión regresiva
Foto 1a: Explicación en las orillas del río San Pedro sobre el tránsito de lahares del volcán Cotopaxi en el Chaquiñán de Cumbayá. Foto 1b-c: Explicación de los afloramientos cerca del puente viejo del río Chiche, Tumbaco.


Docentes del IGEPN lideran viaje de observación y aprendizaje para estudiantes de la EPN al rio Coca para conocer el impacto de la erosión regresiva
Fotos 2a – b: Los estudiantes y sus profesores en las cercanías de Pifo y en el Paso de la Virgen, límite provincial entre Napo y Pichincha, donde se comentó sobre el volcán-caldera Chacana, sus sectores más importantes y el aporte de la región de Chacana para el suministro de agua potable de Quito.


En la zona de Cuyuja se presentó la grandeza del flujo de lava más extenso del país (73 km), el que se desplazó desde el flanco SE del volcán Antisana hasta Gonzalo Díaz de Pineda en el río Quijos (Foto 3). También se observaron zonas de deslizamientos continuos asociadas a las formaciones metamórficas de la Cordillera Real.

Docentes del IGEPN lideran viaje de observación y aprendizaje para estudiantes de la EPN al rio Coca para conocer el impacto de la erosión regresiva
Foto 3: Explicación sobre el flujo de lava “Cuyuja”, en el pueblo del mismo nombre.


En las cercanías de la hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair, los profesores describieron los estragos causados por los terremotos del 05 de marzo de 1987 (Mw 6.1 y 7.1), cuyos epicentros fueron al nor-oeste del volcán Reventador. Como resultado de los fuertes sacudimientos registrados, enormes deslizamientos descendieron por los taludes de la cordillera, elevando hasta 25 metros el calado de los ríos Salado y Coca, destruyendo el puente sobre el río Salado y el de Lumbaqui y causando la mortandad de aproximadamente 1500 personas (Foto 4 a y b).

Docentes del IGEPN lideran viaje de observación y aprendizaje para estudiantes de la EPN al rio Coca para conocer el impacto de la erosión regresiva
Foto 4 a-b: Profesores A. Orozco, S. Vallejo, P. Mothes y P. Ramón y estudiantes en el puente sobre el río Salado, vista al occidente.


Docentes del IGEPN lideran viaje de observación y aprendizaje para estudiantes de la EPN al rio Coca para conocer el impacto de la erosión regresiva
Foto 5 a-c: Vistas del río Coca y su inmenso cañón en las cercanías de Piedra Fina. La mayoría de material que se erosiona es roca triturada no consolidada, producto de una avalancha del volcán Reventador hace miles de años.


Luego de las explicaciones de los profesores a las numerosas preguntas de los estudiantes, ellos comprendieron adecuadamente las razones de la erosión regresiva en el río Coca, ocurrida posterior a la desaparición natural de la cascada San Rafael, así como la poca resistencia de las capas no consolidadas de avalancha del volcán Reventador que afloran en la zona. Luego del colapso de la cascada, el río busca su equilibrio y la profundización del cañón y la gran apertura del mismo es la evidencia más clara de este fenómeno. Se retornó a Quito en la tarde del 26 de febrero sin incidentes y con buenas experiencias de todos los participantes.

Se agradece a la Escuela Politécnica Nacional (EPN), por la provisión de un bus para el transporte de todo el personal y también a la destreza del conductor, Sr. Pablo Peraguachi, quien tuvo que manejar en condiciones muy lluviosas en caminos angostos.

PM, PR, SV, GPM
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Visto 456 veces