Jueves, 16 Abril 2020 09:04

Cuatro años después del Terremoto de Pedernales: Un testimonio sobre el peligro sísmico en el Ecuador

Valora este artículo
(11 votos)
Parámetros del Terremoto de Pedernales
Tiempo: 18:58:34 TL Cuatro años después del Terremoto de Pedernales: Un testimonio sobre el peligro sísmico en el Ecuador
Latitud: 0.31° Norte
Longitud: 80.12° Oeste
Profundidad: 17 km
Magnitud: 7.8 Mw

 

¿Qué sucedió ese día?
Hace cuatro años, el sábado 16 de abril, a las 18H47 (hora local) un sismo de magnitud Mw 4.8 ocurría frente a las costas de Cojimíes. Aun cuando, este sismo fue sentido de manera importante en poblaciones de la costa, la población estaba muy lejos de sospechar que era un sismo premonitor de un terremoto que ocurrió solo 11 minutos más tarde, exactamente a las 18H58. El Terremoto de Pedernales tuvo una magnitud de momento Mw 7.8 y una intensidad máxima de IX (según la Escala macrosísmica europea, EMS-98) y se convirtió en el evento natural más catastrófico de lo que va del presente siglo y fue sentido en localidades tan distantes como Bogotá en Colombia y Cajamarca en Perú. El terremoto ocasionó una gran cantidad de víctimas y una extensa destrucción especialmente en la Costa norte y centro del Ecuador. Es así, como consecuencia directa del terremoto y según los datos oficiales emitidos por las autoridades, se contabilizaron alrededor de 700 personas fallecidas, más de 7000 heridos, 22000 personas refugiadas, millares de edificaciones destruidas o inhabitables y pérdidas económicas estimadas en alrededor de tres mil millones de dólares.

¿Cuál fue la causa del Terremoto de Pedernales?
El Terremoto de Pedernales se originó en la zona de contacto entre la Placa oceánica de Nazca y el Sliver Norandino que es el extremo nor-occidental de la placa Sudamericana. En este caso la placa de origen oceánico (más pesada) subduce o se introduce por debajo del continente Sudamericano (Figura 1).

Cuatro años después del Terremoto de Pedernales: Un testimonio sobre el peligro sísmico en el Ecuador

Figura 1. Contexto geodinámico del Ecuador (mapa) y esquema del proceso de subducción en la zona del Terremoto de Pedernales (sección vertical en dirección O-E). En el mapa se incluyen las velocidades de los bloques o slivers y la velocidad de la Placa Nazca con respecto a Sudamérica, en mm/año y las fallas principales y secundarias. PPCC: Puná-Pallatanga-Cosanga-Chingual. Fuentes: Nocquet et al., 2014; Alvarado et al., 2016.


En la zona donde las dos placas están en contacto existe un fuerte rozamiento y como consecuencia, la acumulación de una gran cantidad de energía elástica, la misma que en un determinado momento es relajada por una ruptura súbita (sismo), que origina ondas que se propagan por el interior de la Tierra hasta llegar a la superficie, donde se producen importantes daños (ciclo sísmico, figura 2).

Cuatro años después del Terremoto de Pedernales: Un testimonio sobre el peligro sísmico en el Ecuador

Figura 2. Representación del ciclo sísmico con su fase acumulación de esfuerzos-energía elástica (intersísmico), la fase de liberación súbita de los esfuerzos en la forma de terremotos (cosísmico) y la fase posterior al terremoto donde hay un período de relajación de los esfuerzos y se producen las réplicas (postsísmico).


En el caso del Terremoto de Pedernales esa ruptura se generó a unos 20 km de profundidad, abarcando una superficie de alrededor de 110 km en dirección longitudinal entre Punta Galera al norte hasta Cabo Pasado al sur, y alrededor de 40 km en dirección perpendicular a la fosa, con un desplazamiento máximo calculado de 7 m.

Como es habitual, luego de un evento de este tipo y de esta magnitud, se registraron miles de réplicas; hasta diciembre de ese año, se localizaron más de 2800 y hasta diciembre de 2017, el total ascendió a 3500 réplicas.

Las réplicas ocurrieron principalmente alrededor de la zona de ruptura, sin embargo, se observó la ocurrencia de otros eventos tanto al sur (Manta e Isla de Plata) como al norte de la zona (Esmeraldas), ver figura 3.

Cuatro años después del Terremoto de Pedernales: Un testimonio sobre el peligro sísmico en el Ecuador

Figura 3. Réplicas del Terremoto de Pedernales. Se indica la zona de ruptura y las zonas que presentaron actividad sísmica hasta diciembre de 2016. La escala de colores indica el tiempo de ocurrencia de los eventos. Se indica también las réplicas más importantes.


Cuatro años después del Terremoto de Pedernales: Un testimonio sobre el peligro sísmico en el Ecuador

Tabla 1: Principales réplicas del Terremoto de Pedernales indicando su magnitud.


En 2018 y 2019, la actividad sísmica en esta región disminuyó considerablemente, sin llegar a superar los 320 eventos localizados en cada año.

Para mayores detalles técnicos del terremoto, se puede consultar el informe anual del año 2016 (https://www.igepn.edu.ec/informes-sismicos/sismicos-anuales/20518-informe-sismico-para-el-ecuador-ano-2016/file)

¿Se volverá a repetir?
La teoría del ciclo sísmico nos cuenta que este tipo de fenómenos son repetitivos en el tiempo. Se conoce que la zona donde se originó el Terremoto de Pedernales se rompió dos veces en el siglo pasado. La primera vez como parte de una ruptura más grande ocurrida en 1906, la misma que generó un sismo de magnitud Mw entre 8.5 – 8.8. La segunda vez, en 1942, con una ruptura casi exacta a la ocurrida en 2016 (Noquet et al., 2017). Según esta información, se sabe que luego de varias décadas se volverá a repetir un sismo de similares características o que incluso puede tener una ruptura más extensa, que por ende generará una magnitud más alta.

Si la zona de Pedernales tardara varias décadas en volver a romperse, ¿podemos estar tranquilos hasta que esto ocurra?
Lo mencionado previamente no quiere decir que podemos estar tranquilos, sin preocuparnos por varias décadas antes de que ocurra un sismo similar al del 2016. Se debe tomar en cuenta que, bajo el mar en la zona de subducción, existen otras áreas que están acumulando energía, al igual que fallas en la parte interna del continente. Enfocándonos en la subducción, gracias a la historia, se sabe que dichas zonas tuvieron actividad en el pasado y según lo que nos cuenta el ciclo sísmico, volverán a repetirse. Este es el caso de áreas localizadas al frente de Esmeraldas y Tumaco. La zona de Esmeraldas generó un sismo de magnitud Mw 7.7 en el año de 1958 y la de Tumaco tuvo una ruptura equivalente a una magnitud Mw 8.1, en 1979; y estos dos segmentos, junto con la zona de ruptura de Pedernales se activaron conjuntamente en 1906, produciendo un megaterremoto de Mw 8.5 – 8.8. En el caso de los eventos de 1906, 1958 y 1979 se reporta una amenaza adicional, que es la generación de tsunamis. Esta situación seguramente se repetirá en el caso de terremotos futuros frente a las costas de Esmeraldas y Tumaco.

Entonces, ¿qué debemos hacer?
La lección que nos deja el Terremoto de Pedernales y otros que han ocurrido a lo largo de la historia, es que no estamos en capacidad de predecir sismos y que en cada momento debemos estar preparados a afrontar una eventualidad igual o mayor que la del 2016, por lo que es necesario ser conscientes de la importancia de construir con técnicas sismo-resistentes y saber cómo actuar en el momento que ocurra un fenómeno de esta índole.

SV, MS, AC
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional


Referencias

Alvarado, A., L. Audin, J. M. Nocquet,E. Jaillard, P. Mothes, P. Jarrín, M. Segovia, F. Rolandone, and D. Cisneros (2016), Partitioning of oblique convergence in the Northern Andes subduction zone: Migration history and the present-day boundary of the North Andean Sliver in Ecuador, Tectonics, 35, doi:10.1002/2016TC004117.
Nocquet, J.-M., J. C. Villegas-Lanza, M. Chlieh, P. Mothes, F. Rolandonne, P. Jarrín, D. Cisneros, A. Alvarado, L. Audin, F. Bondoux, X. Martin, Y. Font, M. Régnier, M., Vallée, T. Tran, C. Beauval, J. M. Maguiña Mendoza, W. Martinez, H. Tavera and H. Yepes (2014), Motion of continental slivers and creeping subduction in the northern Andes, Nature Geoscience, DOI: 10.1038/NGEO2099.
Nocquet, J.M., Jarrín, P., Vallée, M., Mothes, P.A., Grandin, R., Rolandonne, F., Delouis, B., Yepes, H., Font, Y., Fuentes, D., Régnier, M., Laurendeau, A., Cisneros, D., Hernández, S., Sladen, A., Singaucho, J.C., Mora, H., Gómez, J., Montes, L, and Charvis, P. (2017), Supercycle at the Ecuadorian subduction zone revealed after the 2016 Pedernales earthquake, Nature Geoscience, http://www.nature.com/ngeo/journal/v10/n2/full/ngeo2864.html.

Visto 3608 veces