Miércoles, 04 Octubre 2017 17:19

Informe Especial del Volcán Sangay N° 2 – 2017

Valora este artículo
(0 votos)

Continúa la erupción, se observan dos ventos

Resumen
El volcán Sangay está en erupción desde el 20 de julio de 2017. Su actividad no ha cambiado significativamente en los últimos dos meses, caracterizada por explosiones en el vento central y emisiones de lava desde el domo Ñuñurco hacia el flanco oriental. En las imágenes satelitales de agosto y septiembre (Fig. 1) se pudo observar claramente los dos ventos activos. Durante la última semana se registró aproximadamente 65 explosiones y 25 eventos de largo periodo (LP) por día, con pocos tremores armónicos, sin mayores cambios respecto a los meses anteriores. También se registraron emisiones de ceniza poco energéticas (hasta 1 km snc), las cuales provocaron caídas de ceniza al occidente y noroccidente del volcán (Culebrillas y Licto). Esta actividad de baja intensidad es típica del volcán Sangay y no representa una amenaza fuera del cono volcánico. En base a la dirección y velocidad del viento, las emisiones de ceniza podrían provocar pequeñas caídas de ceniza al occidente del volcán y eventualmente atravesar algunas de las rutas aéreas del país.

Informe Especial Sangay N. 2 - 2017

Figura 1. Imagen satelital del volcán Sangay (fuente: Landsat 8, 20/09/2017).


Observaciones directas
Durante las últimas semanas, las condiciones de observación visual han sido malas con días completamente nublados y pocos días con visibilidad de la zona (Fig. 2). La actividad superficial ha sido caracterizada por emisiones de gas y ceniza de baja energía al nivel del cráter alcanzando menos de 800 m snc. Se confirma la presencia de material caliente, probablemente debido a nuevos flujos de lava en el flanco ESE (Fig. 2).

Informe Especial Sangay N. 2 - 2017

Figura 2: Se observa traza de material caliente en la parte superior del cono volcánico, posiblemente debido a un flujo de lava en el flanco ESE del volcán (fuente: ECU911, 01/10/2017).


Observaciones satelitales

Nubes de ceniza
Según la Washington VAAC se han observado 9 nubes de ceniza desde el último informe especial (03/08/2017) con alturas entre 0,5 y 3 km snc, direcciones entre SW y NW, y velocidades típicas de ~10 m/s (Fig. 3).

Informe Especial Sangay N. 2 - 2017

Figura 3. Altura, dirección y velocidad de las nubes de ceniza del Sangay entre el 1 de julio y el 4 de octubre del 2017 (fuente: Washington VAAC).


Alertas térmicas
Los sensores infrarrojos (térmicos) a bordo de diferentes satélites orbitando sobre nuestro país han detectado la presencia de calor en el volcán Sangay en los dos últimos días (Fig. 4).

Informe Especial Sangay N. 2 - 2017

Figura 4: Anomalías térmicas detectadas por FIRMS en el volcán Sangay, el 2 de octubre de 2017 (fuente: HGIP, Hawaii; FIRMS).


El sistema FIRMS detectó 7 anomalías térmicas el 2 de agosto, las cuales se alinean claramente sobre el flanco ESE (evidencia del flujo de lava). En las imágenes de los satélites Sentinel-2 y Landsat-8 se observa claramente dos puntos calientes en el volcán, el primero asociado al vento central de donde salen la columnas de emisión de ceniza, el segundo asociado al vento Ñuñurco que emite un flujo de lava hacia el oriente (Fig. 5).

Informe Especial Sangay N. 2 - 2017

Figura 5: Imágenes satelitales entre el 3 de agosto y el 20 de septiembre 2017 (fuente: Landsat 8 y Sentinel 2).


Actividad sismo-acústica
A partir del 17 de agosto se empezó a recibir, por horas, registros de la estación multicomponentes SAGA, ubicada en el flanco SW del volcán. La adquisición de estos datos parciales continúa. En la última semana se obtuvo un promedio, extrapolado, de 65 explosiones y 25 sismos de largo periodo (LP) por día. También se registraron pocas señales de tremor armónico. La Fig. 6 muestra los registros acústicos y sísmicos de dos explosiones. En general. La sismicidad actual es similar a la de periodos eruptivos anteriores del Sangay (ej. Marzo-Julio, 2016).

Informe Especial Sangay N. 2 - 2017

Figura 6: Registro acústico (BDF) y sísmico (HHZ, componente vertical) de explosiones dobles en el volcán Sangay el 27 de septiembre del 2017 (fuente: IG-EPN).


Interpretación
No se observa cambios significativos en los parámetros de monitoreo en el volcán Sangay en los últimos 2 meses de erupción, similar también a la actividad observada en años anteriores.

En base a la dirección y velocidad del viento, las emisiones de ceniza podrían provocar pequeñas caídas de ceniza al occidente y noroccidente del volcán y eventualmente atravesar algunas de las rutas aéreas del país.

Las alertas térmicas indican el descenso de flujos de lava en el flanco ESE del volcán, cuayos frentes pueden colapsar y producir pequeños flujos piroclásticos. La removilización de material no consolidado en las partes altas, por ejemplo por lluvias fuertes, podría producir lahares pequeños en los ríos Volcán y Sangay. Este fenómeno no representa una amenaza fuera del cono volcánico.

El IGEPN está muy atento de cualquier cambio en las condiciones presentadas por el volcán.


BB-PR-PP-MS
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional