Jueves, 30 Enero 2014 11:52

Incremento de la actividad del Volcán Tungurahua

Valora este artículo
(0 votos)

Informe Especial del volcán Tungurahua No.1
Incremento de la actividad del Volcán Tungurahua

30 de enero del 2014


En la madrugada de hoy, la red de monitoreo sísmico del volcán comenzó a detectar un incremento del número de eventos sísmicos, incluyendo algunas explosiones de baja magnitud, las principales registradas a las 2h42, 3h35, 5h51 y a las 9h22 (Fig. 1), así como también sismos LP (movimiento interno de fluidos) y tremor sísmico; el personal del IG en el Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT) recibió reportes de  los vigías del volcán sobre la caída de cantidades moderadas de ceniza fina y de color negro, principalmente en los  sectores de Pungal y Penipe (cantón Penipe), y en menores cantidades en el sector de Palictahua del mismo cantón. No se pudieron hacer observaciones visuales ya que el volcán se encontraba totalmente nublado. De la información obtenida de los diferentes sensores de monitoreo satelital se deduce que no se detecta la presencia de una columna eruptiva alta, ni la presencia de puntos calientes sobre el volcán, sin embargo se recalca que la presencia de nubosidad sobre el Tungurahua podría impedir una eficiente observación satelital y visual.

tung30012014

Figura 1: Registro de infrasonido de la estación de Bilbao, en rojo se señala las explosiones más importantes registradas en este día, hasta el momento. Fuente: IGEPN.

 

El Instituto Geofísico mantiene en funcionamiento su red instrumental de vigilancia, en caso de registrar cambios en los parámetros monitorizados emitirá la información correspondiente; sobre el desarrollo futuro de esta actividad se seguirá informando a las autoridades y a la comunidad.

Se debe recordar que a partir del 6 de octubre de 2013 hasta el 13 de Noviembre del 2013, el volcán Tungurahua presentó otro periodo de actividad, la que a nivel superficial se caracterizó por la ocurrencia de explosiones de intensidad moderada a fuerte que generaron columnas de emisión de hasta 4 km sobre el cráter, con cañonazos y vibración del suelo;  bramidos, actividad estromboliana (expulsión de bloques incandescentes y fuentes de lava), descenso de pequeños flujos piroclásticos y una abundante caída de ceniza. Desde el 13 de Noviembre esta actividad disminuyó notablemente, notándose únicamente una débil actividad fumarólica en superficie, sin ningún otro signo de actividad; la red de monitoreo instrumental, capaz de detectar la actividad sísmica, la deformación y los flujos de SO2 asociados a las emisiones volcánicas, no registró signos que hubieran podido ser considerados como señales precursoras de una nueva actividad.
 
Como es de conocimiento de la población y las autoridades locales, el Tungurahua ha tenido reactivaciones sin que se hayan detectado cambios considerables en los parámetros monitorizados.

En el último año se han tenido periodos de pausa en la actividad de una duración entre 40 y 63 días. Hasta este día, se habían contado 77 días de pausa desde la última actividad y por lo tanto, se podía esperar que en el corto o mediano plazo se registraría un incremento en la misma.

Llamamos la atención de las autoridades y de la población en general con el fin de que se mantengan alertas en caso de que se produzca actividad mayor del volcán y se tomen las previsiones correspondientes.

Quito, 30 de enero de 2014
PR/SV/SH/PM/AS/MR
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional