Sábado, 30 Agosto 2014 21:51

INFORME ESPECIAL DEL VOLCÁN TUNGURAHUA - N° 21

Valora este artículo
(0 votos)

Descenso de flujos piroclásticos la tarde de hoy 30 de agosto 2014

En la tarde de hoy a las 18h23(TL), se produjo una explosión de intensidad moderada, la que fue seguida del descenso de un flujo piroclástico por el flanco nor-occidental del volcán, dejando un depósito en la cabecera alta de la quebrada Mandur. Este flujo recorrió aproximadamente unos 1500 m bajo el borde del cráter (Figura 1) y es el primero que ocurre en el periodo eruptivo que comenzó el 27 de julio del 2014.

 
Figura 1. Secuencia de imágenes de la columna de emisión de casi 4 km de altura sobre el cráter, producida después de la explosión de las 18h23(TL). Acto seguido se tuvo la generación del primer flujo piroclástico del período de actividad que inició el 27 de julio del 2014 (Fotos G. Viracucha OVT/IG).

 

Pocos minutos después, a las 18h51(TL) se produjo una nueva explosión y aparentemente se generó un nuevo flujo piroclástico, la nubosidad del volcán no permitió hacer observaciones del descenso de este flujo. A las 19h00(TL), una explosión de intensidad moderada dio lugar a la generación de otro flujo piroclástico, que tampoco pudo ser observado, pero que sin embargo fue registrado por la cámara térmica instalada en el flanco occidental del volcán, en la que se observó que este flujo piroclástico descendió por la cabecera alta de la quebrada Hacienda (Fig. 2).


Figura 2. Imagen térmica registrada a las 19h02(TL), donde se observa a la derecha el depósito aún caliente del flujo piroclástico ocurrido a las 18h23(TL), hacia la izquierda se observa el depósito dejado por el flujo piroclástico originado a las 19h04(TL) y que descendió por la quebrada Mandur.

 

Al mismo tiempo que ocurrían los fenómenos descritos se informó a las autoridades locales, provinciales y de la Secretaría de Gestión de Riesgo y vía radio se comunicó a las comunidades que se ubican en la zona de amenaza alta. Una vez más insistimos en que no se pueden detectar señales que permitan anticipar la ocurrencia de flujos piroclásticos, una vez que estos se producen la única manera de detectarlos es visualmente o con la ayuda de una cámara infrarroja, sin embargo, como se indica antes, las condiciones de nubosidad del volcán podrían impedir la observación y consecuentemente la emisión de alertas. Debemos recordar que los flujos piroclásticos son torrentes de material incandescente, gas y vapor con altas temperaturas que descienden por los flancos de los volcanes a altas velocidades afectando lo que encuentren en su camino.

Al momento, la actividad  continúa manifestándose con la ocurrencia de explosiones, por lo que es posible que se produzcan nuevos flujos piroclásticos. El Observatorio del Volcán Tungurahua y el Instituto Geofísico se mantendrán pendientes de la evolución de la actividad eruptiva.

 

FN/GV/PR/MR
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional