Miércoles, 26 Octubre 2011 10:56

Saqueos y motines en región devastada por terremoto en Turquía

Valora este artículo
(0 votos)

26 de octubre de 2011

 

La descoordinación en la asistencia y la falta de medios han provocado que grupos de víctimas del terremoto del pasado domingo en Turquía hayan saqueado camiones con material de ayuda e incluso que se estén revendiendo las tiendas de campaña enviadas para alojar a quienes se han quedado sin hogar.

"El problema principal es la falta de coordinación", comentó un periodista local que está siguiendo la situación en las ciudades de Van y Ercis, gravemente afectadas por el sismo de 7,2 grados de magnitud que ha causado la muerte de 461 personas, según el último balance provisional.

Distintos medios están informando que aunque hay numerosos equipos de rescate en esas dos localidades del este de Turquía, las labores de búsqueda de sobrevivientes son muy lentas.

"Hay gente llorando por una tienda de campaña al tiempo que están escuchando por la radio decir a un ministro que (la ayuda) ha llegado a todas partes y que no hay ningún problema", indicó ese reportero.

Los diarios H rriyet Daily News y Milliyet han informado que varios camiones que transportaban material de emergencia han sido saqueados cuando se dirigían a los centros de distribución.

Según H rriyet, hay damnificados que no han recibido agua, ni comida y la distribución de la ayuda no está siendo bien organizada. Este medio cita a una fuente militar anónima que responsabiliza a la administración local del problema.

El descontrol en el reparto de ayuda ha llegado a tal extremo que hay familias que han recibido tres o cuatro tiendas de campaña y las están revendiendo a quienes no tienen ninguna y han tenido que soportar las bajas temperaturas de la noche alrededor de fogatas a la intemperie.

Respecto a las críticas, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha reconocido algunos fallos logísticos aunque sin darle excesiva relevancia.

"Hubo fallos en la distribución de las tiendas de campaña en las primeras 24 horas. Lo reconocemos. En circunstancias similares, estas cosas pueden pasar en todo el mundo", declaró Erdogan.

También en la prisión de Van se han registrado incidentes al producirse un motín de los presos, que reclamaban que se les trasladará a una cárcel más segura.

El centro penitenciario resultó dañado en el terremoto e incluso unos 200 internos lograron escapar a través de un muro que se vino abajo, aunque 50 de ellos regresaron después de haber visitado a sus familias. Tras el motín, las autoridades decidieron trasladar a los presos a otros centros de internamiento.

Entre tanto, el papa Benedicto XVI hizo este miércoles un llamado a la comunidad internacional para que ayude a Turquía tras el terremoto que ha sacudido la provincia oriental de Van.

El pontífice se pronunció ante miles de personas que asistieron en el Vaticano a la vigilia de la "Jornada de reflexión, diálogo y plegarias por la paz y la justicia en el mundo", que se celebrará este jueves en Asís, centro de Italia, la ciudad de San Francisco.

"En este momento mi pensamiento está con la población de Turquía duramente golpeada por el terremoto que ha causado graves pérdidas humanas, numerosos desaparecidos e ingentes daños", afirmó el obispo de Roma.

Rescatan a dos profesores y un estudiante

Tres días después del terremoto, dos profesores y un estudiante universitario fueron rescatados de edificios en ruinas en el este de Turquía, aunque los equipos que buscan sobrevivientes dijeron que desde este momento las esperanzas de encontrar a alguien con vida se desvanecen rápidamente.

La cadena de televisión NTV dijo que la profesora Seniye Erdem, de 25 años de edad, fue sacada de entre los escombros a la misma hora que otros trabajadores rescataban a otro maestro. La mujer tenía sed y preguntó por su marido, pero supo que había muerto.

Horas antes, los socorristas anunciaron que habían rescatado a un universitario de 18 años más de 60 horas después del sismo devastador.

Los rescatistas utilizaron diminutas cámaras colocadas en palos para localizar a Eyup Erdem y rompieron en aplausos cuando el joven salió, 61 horas después del terremoto, de los escombros de un edificio de varios pisos en la ciudad de Ercis, que fue la más goleada por el sismo de magnitud 7,2 que azotó el domingo.

La agencia estatal Anatolia informó que Erdem estaba ileso y fue atendido en un hospital en el sito. El estudiante se había mudado a Ercis hace un mes para estudiar mecánica en la universidad.

Anatolia informó, además, que Gozde Bahar, una maestra de inglés, fue rescatada sólo con heridas de un edificio 67 horas después del sismo. La agencia agregó que su corazón dejó de latir cuando estaba siendo atendida por los médicos, pero que estos pudieron revivirla.

Este martes, en Turquía se produjo el milagroso rescate de un bebé de dos semanas de nacida que estaba en los escombros de un edificio de departamentos. Su madre y abuela también fueron salvadas, pero su padre seguía desaparecido.

Fuente: http://www.elpais.com.co/elpais/internacional/noticias/saqueos-y-motines-en-region-devastada-por-terremoto-en-turquia